viernes, 5 de mayo de 2017

Pequeñas reflexiones berretas para justificar mi segunda ausencia



¡Muy buenas! ¿Cómo están? no pensaba explicar mi ausencia, simplemente porque no pensaba hacer una ausencia, el tiempo paso, deje de publicar y yo seguía pensando que no iba a decir por qué deje de publicar, porque era una escusa poco interesante, pero el tiempo pasa y no extraño el blog y eso sí merece justificación.

Ya mencione anteriormente que desde que empecé en el mundo de blogger (por allá en el 2014) desarrollé una conducta adictiva y poco practica, conducta que se vio cortada cuando mi querida computadora murió hace un mes. Quedé relegada a la tablet y después de vagar improductivamente por la vida hace unos días llegue a conclusiones interesantes.



Creo que básicamente empece a plantearme qué quiero hacer con mi vida como ser humano (dejando la universidad de lado, eso no se toca ni con un palito). No tener computadora me demostró que tan poca vida tengo. Leo para escribir en un blog y veo videos de libros que nunca voy a leer. Yo no era así, yo abrí un blog para hablar de lo que leía, no para obligarme a leer para tener un blog lleno de contenido. 
Hay muchos post en internet sobre el tema de la "evolución como lector". Yo no leo los mismos libros que cuando empece en el mundo de lo juvenil y estoy muy feliz de ello, me demuestra que puedo leer obras más complejas y que mis intereses, dudas, y problemas sociales cambian y se ven reflejadas en otros contenidos, ese no es el problema, hasta lo considero sano, la cuestión es que me choca ver gente de más de 22 años hablando de libros en internet, sabiendo que hace más de 8 años que empezaron con su hobbie. Yo hablo de libros pero soy seis años más joven y hace 4 años que tengo un blog ¿Voy a hacer lo mismo hasta tener su edad? ¿Incluso más? ¿Si tengo hijos voy a hacer una cuenta en instagram para hablar de maternindad con fotos hipsters? cuando pensaba en mis pasatiempos la pregunta era: ¿Voy a hacer una eterna adolescente tan adicta a la computadora como siempre fuí? no, espero que no. Quiero progresar, ser mejor, evolucionar siendo yo misma, una versión 1.5; y entonces volvemos a lo del principio ¿Qué clase de persona quiero ser? Una que no se ahogue en un vaso de agua, como siempre me paso, una persona inteligente que se de mañana para todo.


Y ahí entra mi propósito actual. Ser medianamente habilidosa. Estoy cansada de admirar cosas. Fotos, bailes, la pronunciación de la gente, como dibujan, como escriben... Son seres humanos, si ellos pueden yo también al fin de cuentas la vida es una, si no lo haces ahora cuándo. Cuándo me voy a tomar el tiempo de dejar de admirar para al fin producir. Alguien muy cercano e inspirado por Ratatouille me dijo que el que criticaba era incapaz de producir y me vi reflejada en eso. Yo no dibujo como Taryn, no toco el violín como mi amiga, no saco las fotos que más me gustan de instagram, ni tengo el estilo de Aurora, ni miles de cosas más que me gustarían hacer, por qué no hacer mínimamente las cosas por las que admiro a la gente, por qué no empezar ahora y hacer algo útil, que voy a usar a futuro o que me vayan a hacer sentir bien conmigo misma por poder hacerlo. Eso ya no me lo provoca el blog, no siento la necesidad de decir que tengo un blog de libros, si tengo la necesidad de hablar con gente cara a cara de libros, y lo hago, eso si me llena como persona. Quiero hacer. Quiero bailar bien hula y hablar hawaiano, francés, poder hablar el ingles y no solo escribirlo, afinar mi viola sin romperle las cuerdas, dibujar, bordar, ser creativa. Y, me di cuenta, el blog ya no me llena como persona, no me interesa, ya sé leer, ya sé qué me gusta, qué no y cómo y dónde quiero comprar y conocer libros. Quiero cerrar esta etapa y saltar a la próxima, ya logré lo que quería (un blog con un estilo que me encantara, fotos propias y entradas que nunca vien internet) y no quiero estancarme, seguir con lo mismo infinitamente por un compromiso que no existe. Y así voy, de a poquito, intentando ser algo más que la chica que solo lee y tiene un blog. (sé que podría intentar seguir con el blog de forma racional, tal vez lo haga, pero no ahora y no con la regularidad que los blogs suelen tener).


Ya no me interesa escuchar Big Time Rush, o Melanie Martinez porque se me pegaron sus canciones y youtube me las recomienda y mientras las escucho solo pienso que estoy perdiendo mi tiempo, vagando por caminos que no me llevan a mi objetivo. Quiero escuchar a David Bowie y preguntarme por qué él es un dios pero no lo es Lady Gaga, por qué si él admitió usar diversas estrategias comerciales que no le gustaban para llenarse de guita es un genio pero Lady Gaga (desde mi punto de vista) con su vestido de carne nunca lo fue. O escuchar Pink Floyd y preguntarme a dónde mierda vamos a parar, porque a pesar de todo lo bueno que siempre pensé de la escuela pareciera que nunca fuéramos a alcanzar el sistema educativo de finlandia y mi profesora de política no es para nada imparcial en sus clases, y nos hacen mirar Corazón Valiente para entender el prima nocte y la vicedirectora dice que no sabemos formarnos y que nos va a hacer ir al zoom más seguido para que aprendamos a hacer silencio rápido, porque nadie respeto el minuto de silencio para los caídos en Malvinas y nadie habla de igualdad sincera ni de cómo ser felices, no necesitamos control mental. Pero me encanta mirar Silicon Valley saber que los yankees buscan incentivar a los jovenes para que sean programadores, para que al haber más el juego de la oferta y la demanda los obligue a bajar sus salarios y competir en el mercado y funciona, funciona muy bien. Porque ya no soy feliz escuchando un top de novios literarios o de mejores portadas, porque veo documentales de history channel y quiero que el mundo cambie, me acuerdo de Emma Watson: "si no soy yo quién, si no es ahora cuándo" y me enojo, porque no sé como cambiar el mundo, porque no sé como y no sé si quiero hacerlo. Aunque todo se resume en una frase dicha por David Bowie: solo consumo cosas que sé que puedo hacer propias para mi trabajo. No quiero quedarme hasta altas horas de la noche, como ahora, paveando en youtube, en vez de el día siguiente no tener sueño y hacer rendir mi día.


Quiero cambiar mi personalidad, mi forma de ser en ciertos casos y mis reacciones por ciertos motivos. Mi actitud hacia ciertas cosas de la vida y como sacar de todas las experiencias negativas algo positivo.

O simplemente tendría que ser básica y feliz, pero tengo un ideal de felicidad que no se llena fácilmente, pero es sincero y no puedo abandonarlo

Cualquier comentario obviamente va a ser buen recibido

-Yo.

2 comentarios:

  1. Casi lloro con esto, che! Creo que si vos necesitas cerrar una etapa, un algo porque ya no te mueve, lo tenés que hacer. Lo que nosotros hacemos (leer y reseñar) lo hacemos por hobbie, cuando se vuelve una especie de trabajo no remunerado y/o una obligación, hay que parar y tomarse un tiempo para pensar.
    Al chico de The World in Neon, que ahora es booktuber, le pasó algo parecido, sintió la obligación de seguir escribiendo y cuando se dio cuenta hizo una pausa. Al tirmpito abrió su canal de Youtube, donde no habla solamente de libros. A lo que voy con esto, es que tenes que lograr ser lo más cercanamente feliz que puedas.
    Respeto tu decisión como amiga, te apoyo en esto aunque me de pena.
    Lo único que te digo es que podes hablar de tus nuevas metas e intereses cuando quieras por acá, si es que lo querés. No te cierres a una posibilidad de reformular la plataforma, darle otro enfoque.
    Te quiero.
    Nos estamos escribiendo.
    Naty.

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! Nuevas seguidoras ^_^ Madre mía, se nota que llevas muchos años en este mundo de blogger y tal vez como dices toca empezar una nueva etapa. Te mandamos todo nuestro apoyo. Un saludo. Marta y Laura.

    ResponderEliminar